Miles de expedientes rezagados y olvidados en la JLCyA desde hace más de diez años, audiencias prolongadas, “amarres oscuros” entre abogados y servidores de las dependencias, así como favoritismo hacia la parte patronal en perjuicio del empleado, mantienen como un lastre social al organismo que debería se garantía de las sanas relaciones entre los trabajadores y patrones.   Nereida González   Oaxaca, Oax.- La Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) trabaja como un elefante blanco y en repetidas ocasiones obedece a intereses políticos ...
Clic para ver mas... »