????????????????????????????????????

Texto: Gildardo Mota/Fotografías: Alfredo Juárez
Olvido es un símbolo del “Gobierno del Cambio”, corrupción, nepotismo, negligencia y tráfico de influencias, serían otros elementos característicos del Gobierno del Estado de Oaxaca, en donde hasta la política del deporte se convirtió en un millonario negocio para: el titular del Ejecutivo, Gabino Cué Monteagudo; el secretario de Administración, Alberto Vargas Varela; el presidente del Club de futbol “profesional” Alebrijes, Javier San Román y Alfredo Harp Helú, supuesto filántropo y propietario del equipo de beisbol “Guerreros de Oaxaca”, así como cómplice de la creación del equipo de futbol que participa en la Liga de Ascenso MX.
Y es que mientras complejos deportivos creados por anteriores Gobiernos del Estado, como el caso de la Unidad Deportiva de “El Tequio”, que comprenden en su infraestructura una alberca olímpica, pista de tartán, ciclo pista, canchas de futbol soccer, basquetbol y gimnasio al aire libre, hoy se encuentran condenados al abandono e indolencia oficial.
El delirio de grandeza de Gabino Cué Monteagudo, similar al que padece su homólogo de Puebla, Rafael Moreno Valle, le ha valido destinar al Complejo Deportivo Zona Poniente del Instituto Tecnológico de Oaxaca 180 millones de pesos, a los que se agregan otros 332 millones para la edificación del estadio sede del club de futbol Alebrijes de Oaxaca, en suma, 512 millones de pesos.
Si no bastara tal derroche, Cué Monteagudo destinó 385 millones 300 mil pesos para la construcción del Centro de Recreación y Acondicionamiento Deportivo “Venustiano Carranza”, que sumados a los 512 millones del Complejo Deportivo de la Zona Poniente del ITO hacen un total de 897 millones 300 mil pesos.
La citada cifra es superior al presupuesto anual asignado en 2016 para: la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura, 213 millones 672 mil pesos; Secretaría de Desarrollo Social y Humano, 44 millones 937 mil pesos; Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte, 41 millones 11 mil pesos; Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, 40 millones 604 mil pesos e Instituto de la Mujer Oaxaqueña, al cual y apenas le fueron asignados 7 millones 645 mil pesos.
Pero si las inversiones aplicadas a los modernos complejos deportivos creados por instrucciones de Cué Monteagudo, comparadas con el presupuesto anual destinado en el presente ejercicio fiscal a entidades de la administración pública, son distantes, con la construcción de la Unidad Deportiva “El Tequio” es mucho mayor, pues en el caso de ésta última se invirtieron 5 mil 600 millones de viejos pesos, es decir, cinco millones 600 pesos actuales.
Para la construcción de la alberca olímpica, en 2002 se destinaron 14 millones de pesos, de los cuales 50% provinieron del Programa Normal Federal y el resto del Gobierno del Estado, cuatro años después se aplicaron 2 millones 600 mil pesos para su rehabilitación, en tanto que para la pista de tartán se canalizaron 2 millones 600 mil pesos, los cuales aportaron el Gobierno de Oaxaca y la Fundación Alfredo Harp Helú, en suma, para los complejos deportivos de “El Tequio” se han canalizado, desde su creación, 24 millones 200 mil 600 pesos, lo que representa sólo el 2.68% de los 897.3 millones de pesos aplicados para el Deportivo Zona Poniente y el Centro de Recreación y Acondicionamiento “Venustiano Carranza”.
Desde el 18 de diciembre de 2015 la alberca olímpica cerró sus puertas por presentar por enésima ocasión deterioro en su infraestructura, por lo que decenas de nadadores no pueden realizar sus prácticas de rutina y con ello perder la oportunidad de competir en certámenes regionales y nacionales, similar situación enfrentan los atletas, quienes realizan sus entrenamientos sobre una pista de tartán deteriorada y abandonada, pues los ojos del gobernador megalómano están concentrados en sus “magnas obras”.
A cuatro meses de asumir el Poder Ejecutivo, 20 de abril de 2011, Gabino Cué Monteagudo, durante el abanderamiento de la delegación oaxaqueña que asistió a la Olimpiada Nacional en ese mismo año, anunció y se comprometió en trabajar por la rehabilitación del gimnasio “Ricardo Flores Magón”, alberca olímpica y pista de tartán, así como en el equipamiento del gimnasio del Centro Deportivo de Alto Rendimiento (CEDAR), las promesas fueron escuchadas, además por cientos de deportistas, por el entonces titular de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte, Alberto Ortega Castro, quien renunciaría para dejar el cargo a Julieta García Leyva.
En contraste con la desatención que muestra el Gobernador Cué Monteagudo a los verdaderos talentos deportivos de Oaxaca, se ubican también voces serviles como el caso del Presidente de la Asociación de Futbol del Estado, Roberto Castellanos, quien el 28 de marzo externó abiertamente y a través de un comunicado emitido por la Coordinación de Comunicación Social del Poder Ejecutivo, su beneplácito por la construcción del estadio de “Los Alebrijes”.
Roberto Castellanos se excedió en su papel de defensor oficial al expresar: “Ya puedo morir tranquilo, porque ya tenemos un estadio digno, con muy buena infraestructura para el estado de Oaxaca que tanto lo necesita. Hoy por fin, se ha tomado en cuenta a nuestro gremio”.
Padres de familia entrevistados por este periodista lamentaron la indolencia oficial que ha propiciado el abandono de la alberca olímpica y la pista de tartán, pero mayormente la complicidad de dirigentes y funcionarios del área deportiva, que únicamente mantienen su atención por culminar una administración gubernamental y no ser excluidos de la nómina del Gobierno de Oaxaca.

image

Padres exigen se rehabilite alberca olímpica, sí hay dinero
Padres de niños y jóvenes que conforman el equipo de natación olímpica citaron que no es la primera vez que la alberca se cierra por deterioro en su infraestructura, en diciembre de 2014 y enero de 2015 el complejo deportivo suspendió labores, actualmente se mantiene inactivo desde el 18 de diciembre, con la promesa por parte del Gobierno de Oaxaca que en próximas fechas iniciarán el proceso de rehabilitación.
Berenice Hernández, Cinthia Santos Ortiz y Raúl Arellano Enríquez, padres de miembros del equipo de natación olímpica, afirmaron que existe un presupuesto de 4 millones de pesos que ya aprobó la Secretaría de Finanzas del Poder Ejecutivo para ser aplicados en la rehabilitación de la alberca, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, las obras no iniciaban.
Los entrevistados revelaron que diputados locales que conforman las Comisiones Permanentes de Deporte y Juventud, Ecología y de las Infraestructuras supuestamente realizaron en diciembre de 2015 un recorrido y constataron el mal estado en que se encuentra la infraestructura de la alberca olímpica, según los padres la techumbre está totalmente perforada, el agua contaminada, los baños, bombas, lámparas y calderas inservibles.
El equipo de natación olímpica se conforma de 40 niños y jóvenes, cada uno paga una cuota mensual de 250 pesos por contar con una beca, en tanto que de inscripción aportan 150 pesos, por su parte otros usuarios como integrantes del equipo de triatlón, Cuerpo de Bomberos o Militares de la Base Aérea de San Juan Bautista La Raya, llegan a aportar 500 pesos al utilizar la alberca de lunes a viernes.
Los padres de los nadadores consideraron que la titular de la CECUDE, Julieta García Leyva carece de capacidad administrativa y de gestión, pues constantemente evade su responsabilidad con respecto a mantener en operación la alberca olímpica, esto al argumentar que no existe dinero destinado especialmente para el mantenimiento del complejo deportivo.
La entidad responsable de administrar la alberca olímpica y la pista de tartán es la CECUDE, pero su titular se esconde cuando la buscamos, incluso es la fecha en que no recibe un escrito hecho por los padres de los nadadores, ese mismo documento entregamos al Gobernador Gabino Cué a través de la Coordinación de Atención Ciudadana y Vinculación, el 8 de marzo, agregaron.
En el documento, precisaron los padres, solicitan al Gobernador que los apoye para rehabilitar y generar un plan de desarrollo estratégico de la alberca olímpica, así como del complejo deportivo de “El Tequio”, asignar un presupuesto y propiciar acciones de financiamiento.
No hay dinero, pero sí peligro de caer la techumbre: Julieta García Leyva
No existe un dinero etiquetado para el mantenimiento o rehabilitación de la alberca olímpica, si otras administraciones hubieran hecho su trabajo no estaríamos en estas condiciones, sostiene la titular de la Comisión de Cultura Física y Deporte, Julieta García Leyva, quien asistida de su encargado de prensa y su secretario privado recibe a este periodista para conceder una entrevista en las oficinas del gimnasio “Ricardo Flores Magón”.
García Leyva asegura que el cierre temporal de la alberca olímpica se desprende de un dictamen emitido por la Coordinación Estatal de Protección Civil, en el cual advierte sobre la posible caída de la techumbre y las columnas que la sostienen, pues presenta un severo deterioro, por lo que se inició un procedimiento administrativo ante la Secretaría de Finanzas para gestionar un recurso económico para su rehabilitación.
Sin precisar montos y visiblemente molesta por las preguntas relativas al recurso económico, la titular de la CECUDE manifestó que el 14 de marzo se le informó que la Secretaría de Finanzas había aprobado el dictamen para destinar un financiamiento para la rehabilitación de la alberca olímpica, por lo que consideró que en dos meses la Secretaría de las Infraestructuras iniciaría labores.
Antes, la funcionaria del Poder Ejecutivo dijo en clara alusión a la petición de los padres de los nadadores de la alberca olímpica que la CECUDE no hace obra y tampoco cuenta con un presupuesto especial para el complejo deportivo en referencia, y reiteró: “la alberca no está cerrada por capricho, sino por recomendación de la Coordinación Estatal de Protección Civil.
Cuestionada sobre el presupuesto anual que recibe la CECUDE, García Leyva se limitó a citar la página de transparencia del Gobierno de Oaxaca como medio de consulta a este periodista, aunque el presupuesto de egresos correspondiente al ejercicio 2016, en su clasificación de gastos determina para el organismo público descentralizado 41 millones 11 mil 884 pesos.
Cuando se le insiste sobre cifras económicas relacionadas con la alberca olímpica, el rostro de García Leyva se descompone, sus gestos revelan fastidio hacia el tema o tal vez al cargo, pues su arribo a la administración pública se desprende de una recomendación hecha por la esposa del Gobernador y Presidenta del DIF Estatal, Mané Sánchez Cámara.
¿Cómo se sostiene económicamente la alberca olímpica?.
Con las cuotas de recuperación y solicitudes de apoyos extraordinarios que gestionamos ante la Secretaría de Finanzas, pagamos luz, agua, químicos, entrenadores, etc.
¿Cuánto gastan para mantenerla en activo?.
De energía eléctrica solo pagamos 50 mil pesos al mes, antes erogábamos 90 mil, apenas cambiamos la bomba de pelos y costó 90 mil pesos.
¿Entonces hay un déficit, de cuánto?.
Calculamos un déficit de 100 mil pesos al mes, es decir, un millón 200 mil pesos al año. Nosotros recibimos la alberca en malas condiciones, hoy nos corresponde repararla y hacerla funcional por el bien de los deportistas de Oaxaca.
¿Cuánto se requiere para rehabilitar plenamente la alberca olímpica?.
Por los menos 20 millones de pesos.
Presupuesto hay, negocios… también
De acuerdo al Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado correspondiente al ejercicio 2016, último del Gobierno de Gabino Cué Monteagudo, la CECUDE ejercerá 41 millones 11 mil 844 pesos, sin embargo, el gasto público atendiendo la Clasificación Funcional destinó este mismo año para el rubro de Deporte y Recreación 265 millones 680 mil 850 pesos.
Ahora bien, en el artículo 56 del Título V Gasto Federalizado del Presupuesto de Egresos de 2016 del Gobierno del Estado, se registra una duplicidad en la aplicación de recursos económicos al sector del deporte, pues en su fracción XII se destinan 267 millones 125 mil 45 pesos para el Fondo de Pavimentación, Espacios Deportivos, Alumbrado Público y Rehabilitación de Infraestructura Educativa, en tanto que en su fracción XV se etiquetan 224 millones 668 mil 966 pesos para el Fondo de Infraestructura Deportiva.
Los titulares de las Secretarías de Finanzas y Administración, Enrique Arnaud Viñas y Alberto Vargas Varela, al conocer los reductos legales en la aplicación del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado, les permite manipular el recurso económico y crear negocios como los equipos “profesionales” de beisbol y futbol soccer, “Los Guerreros” y “Los Alebrijes”, respectivamente, así como obras ocurrentes como los complejos deportivos ordenados por el Gobernador, Gabino Cué Monteagudo.
Y es que Vargas Varela junto con la familia San Román ha sacado provecho del presupuesto público del Gobierno de Oaxaca, al desviar recurso del FONREGION para construir un costoso e innecesario estadio de futbol por un monto de 332 millones de pesos, además de utilizar indebidamente dinero público para el pago de: nómina de jugadores de ambos equipos, compra de un porcentaje de boletos que se regalan entre trabajadores de base y funcionarios del Poder Ejecutivo, así como servicios extraordinarios para jugadores.

image
Procederán contra funcionarios por desvío de recursos
Gregorio Víctor Cruz Lucas, asesor jurídico de los padres de familia de los niños y jóvenes afectados por el cierre de las instalaciones de la alberca olímpica, consideró que la titular de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte de Oaxaca, Julieta García Leyva, así como el Gobierno de Oaxaca a través de la Secretaría de Administración, representada por Alberto Vargas Varela, han sido omisos en el mantenimiento y conservación del complejo deportivo en referencia, pese a que todos los años han contado con el presupuesto suficiente, por lo que manifestó que legalmente se procederá en contra de los funcionarios por incurrir en el desvío de recursos públicos estatales y federales
La omisión conlleva a que se les finque incluso responsabilidad administrativa y de tipo penal como servidores públicos, así mismo se pedirá la suspensión de sus funciones por su incapacidad y negligencia en el caso concreto, hasta que se deslinden las responsabilidades correspondientes, ya que por su forma de acumular negativa, han dejado en el desamparo deportivo a más de un centenar de jóvenes y niños que practican el deporte de la natación de manera competitiva, agregó Cruz Lucas.
Además, dijo que por su negligencia, los funcionarios han dejado que desaparezca la única alberca olímpica que existe en nuestro estado, al desviar los recursos destinados a la misma para favorecer a otros complejos deportivos que esta administración ha construido a medias y con costos alterados.
Sostuvo que se pedirá una auditoría por parte de las Contralorías Federal y Estatal para la debida fiscalización de los recursos cuantiosos que ha manejado esta administración gubernamental en el ámbito del deporte y su infraestructura.
Pista de tartán y alberca olímpica, historia de promesas
Con una inversión de 5 mil 600 millones de viejos pesos, hoy cinco millones 600 pesos, el 19 de agosto de 1992 fueron inaugurados la Unidad Deportiva y Bosque “El Tequio” por el Presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari y el Gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez López, ese mismo día se entregaron 3 mil tarjetas del programa CREA.
La infraestructura deportiva destinada para “El Tequio” la costeó con presupuesto público el Instituto de la Juventud Oaxaqueña por un monto de mil 639 millones de viejos pesos, hoy mil seis pesos, el complejo del deportivo y el bosque se conforman de 16 hectáreas.
Por lo que respecta a la alberca olímpica, los recursos para su construcción se gestionaron desde 1996 con el Gobierno de Diódoro Carrasco Altamirano y se construyó hasta 2002 en el Gobierno de José Nelson Murat Casab, con un monto de 14 millones de pesos.
De 1997 a 2000 se destinaron 7 millones de pesos a través del Programa Normal Federal, en tanto que el Gobierno del Estado aplicó de 2001 a 2002 otros siete millones para la construcción de la alberca olímpica con especificaciones técnicas de: 50 por 25 metros, espacio que comprende 9 carriles, 2.20 metros de profundidad máxima y 1.20 metros de profundidad mínima, así como 2 millones 500 mil litros de agua.
La alberca olímpica, inaugurada el 20 de noviembre de 2002 por el Gobernador, José Nelson Murat Casab, acompañado del titular de la Secretaría de Desarrollo urbano, Comunicaciones y Obras Públicas, Jesús Ángel Díaz Ortega, contempló dentro de su infraestructura:
Trece profesores, 28 lámparas de 500 watts, 12 regaderas, 2 vestidores, 2 áreas de baños con 14 sanitarios y 4 mingitorios, cuarto de máquinas y calderas, 1 procesador de agua de pozo, 1 área de administración y cómputo, 1 área de servicios médicos, 1 bodega, 1 estrado, 1 taquilla, 1 acceso principal, 2 accesos auxiliares, 1 estacionamiento, 2 palcos de prensa, áreas verdes y capacidad para 900 personas.
La pista de tartán fue inaugurada el 26 de mayo de 2006 por el Gobernador Ulises Ruiz Ortiz y el titular de la Comisión Nacional del Deporte, Nelson Vargas Basáñez, así como por el Presidente de las Fundación Alfredo Harp Helú, del mismo nombre, se destinaron para su construcción 2 millones 600 mil pesos, además de otros 635 mil pesos para completar obras de atletismo.
En el acto inaugural, Vargas Basáñez anunció apoyos como un tablero electrónico, tablas para rutinas, jabalinas, colchones, discos y demás implementos, que por cierto, los ofrecimientos sólo quedaron en promesas.