image

 

Por: Gildardo Mota

El actuar de Beatriz Rodríguez Casasnova, ex candidata priísta perdedora a la presidencia municipal de la ciudad de Oaxaca y la diputación federal, quien recientemente se proclamó a favor del candidato a Gobernador de la coalición Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca, José Antonio Estefan Garfias, sólo demuestra una vocación que aspira al poder por el poder, sin vocación social e ideológica, es una actitud personal de la empresaria del sector restaurantero sin valores.
Lo anterior sostuvo la candidata a diputada local por el distrito 14, Oaxaca Norte, de la alianza PRI-PVEM, Laura Vignon Carreño, quien lamentó la traición cometida por Rodríguez Casasnova, a quien acompañó en calidad de suplente durante el último proceso electoral en busca de la diputación federal por el distrito 08, Oaxaca de Juárez.
En este escenario, Vignon Carreño se pronunció por propiciar una transformación en la forma de hacer política, con el fin de reivindicar la imagen de la clase política y recuperar la confianza de la ciudadanía, pues reconoció que la figura del político de partido es sinónimo de corrupción, nepotismo e indolencia.
De igual forma, la candidata a diputada local por el PRI-PVEM, afirmó estar dispuesta a realizar sus declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de intereses, esto con el fin de predicar con el ejemplo de honestidad ante el ciudadano, y consideró que estas declaraciones deberían de realizar todos los actores que asuman un cargo público o de representación popular.
En conferencia de prensa realizada la mañana de este martes, Vignon Carreño se comprometió a legislar para beneficio del colectivo ciudadano y no mediante ocurrencias de escritorio, esto en caso de obtener el triunfo en la jornada electoral del 5 de junio.