IMG_3974

Inaceptable pedir al pueblo ser solidario cuando se atenta contra su economía.
Insistirá en la construcción de un acuerdo nacional que proteja la soberanía del país.
El GPPRD pedirá revertir y frenar incrementos en combustibles.
Exigió al Ejecutivo Federal no lastimar más a familias mexicanas.
Exhortó al gobierno mexicano a impugnar la construcción del muro.

El coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri señaló que su grupo parlamentario insistirá en implementar un “gran acuerdo de solidaridad nacional, una amplia convergencia, un acuerdo en defensa de la Nación”.

El parlamentario aseveró que se requiere ser incluyente, debatir y construir consensos con el Congreso, las universidades, los gobiernos locales, los organismos empresariales las organizaciones sociales, los organismos civiles y no gubernamentales. “Los agraviados somos todos y todos debemos acordar como enfrentar las amenazas que provienen del exterior”, subrayó.

“Para que el gobierno tenga éxito en la tarea de recuperar la cohesión social debe frenar y revertir las políticas que han polarizado y generado tensión en la sociedad. Eso significa revisar la política económica y los incrementos a los combustibles. Si el gobierno manda un mensaje de cerrazón y oídos sordos al reclamo, no se generará una sólida confluencia nacional”, apuntó Martínez Neri.

“Estamos a días de que comience el mes de febrero y con ello vendrán más aumentos a la gasolina, lo mínimo que esperaríamos del gobierno es frenar esos aumentos, pues con ello se mostraría que quiere generar unión”.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, manifestó que “no se le puede pedir al pueblo ser solidario cuando se atenta contra su economía. Por ello, su grupo parlamentario seguirá insistiendo en dar marcha atrás al gasolinazo, no solo eso sino también evitar los nuevos incrementos”.

El diputado por Oaxaca destacó que los diputados del PRD no acudieron a Los Pinos a legitimar ningún acuerdo, “fuimos a exigirle al presidente que no lastime más a las familias mexicanas y lo proteja de las amenazas que provienen de los Estados Unidos”.

La reunión que se dio el pasado viernes con el Ejecutivo Federal “no debe interpretarse como un acuerdo en torno al conjunto de las decisiones de la administración, ni traducirse en la exigencia de que las fuerzas de oposición abandonemos nuestros cuestionamientos. Lo que se requiere es construir de manera abierta, transparente e incluyente una agenda emergente, sumando voluntades y propuestas, por ello, insistió en la necesidad de poner en marcha un acuerdo en defensa de la soberanía de la Nación”.

“Exhortamos al Gobierno Federal a utilizar todos los recursos jurídicos con que se cuenta al nivel internacional para impugnar la construcción del muro, garantizar la defensa y protección de nuestros connacionales y nuestros legítimos intereses económicos” concluyó.