Por: Gildardo Mota

Al cumplir su 24 aniversario, el Frente Amplio de Lucha Popular se asumió a través de su dirigente, Gervasio Martínez Mendoza como la única agrupación social transparente y honesta con sus afiliados, asimismo aceptó someterse a una rendición de cuentas.

Y es que tan sólo en lo que va de 2017, el FALP ha sido auditado en tres ocasiones por los Gobiernos Federal y Estatal, cuyas revisiones fiscales ha solventado dicha agrupación al 100 por ciento.

De igual forma, Martínez Mendoza sostuvo que al interior del FALP no existe división, únicamente, dijo, se fueron cinco trabajadores que por cuestiones personales formaron otra plataforma social, por lo que también aprovechó para anunciar su próximo Congreso Ordinario a efectuarse el 25 de noviembre.

En conferencia de prensa efectuada la mañana de este martes en la Alameda de León de la Ciudad de Oaxaca, Martínez Mendoza manifestó que el FALP es una organización de izquierda y de masas, popular, combativa y movilizadora.

Nuestra tarea es luchar en contra de la injusticia y la carestía, contra el abuso del poder, por mejorar las condiciones en materia de salud, educación y seguridad, por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, por la presencia de los desaparecidos, agregó.

Como organización social sumamos nuestra fuerza a la lucha contra las reformas neoliberales impulsadas por el Gobierno Federal que encabeza Enrique Peña Nieto, estamos en la lucha por conquistar una vida digna para el pueblo de Oaxaca y México, concluyó.