• La candidata y los candidatos podrán contrastar propuestas y la moderación será activa con preguntas directas y específicas•
  • El debate se celebrará el domingo 22 de abril en el Palacio de Minería de la UNAM
  • Este miércoles 18 de abril se llevará a cabo el sorteo para definir el orden de participación

Para garantizar el derecho a la información de la ciudadanía y que ésta emita un voto libre y razonado, el formato del Primer Debate Presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) el próximo domingo 22 de abril—cuyas características serán la innovación, el dinamismo, la libertad y la interacción directa —, busca el contraste de plataformas políticas y de propuestas, así como evitar que se ignoren o eludan referencias directas.

En el intercambio de ideas que se realizará en el Palacio de Minería en la Ciudad de México a las 20:00 horas, se propiciará la libre discusión y se privilegiará la interacción directa con las personas que fungirán como moderadores, mediante preguntas de seguimiento para ahondar en las discusiones, con lo cual se pretende generar un contraste real de hechos y propuestas para que ciudadanas y ciudadanos identifiquen con claridad las posturas relevantes.

Asimismo, a partir de una moderación activa —a cargo de Denise Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento—, se imprimirá dinamismo y continuidad al Primer Debate Presidencial, cuyos participantes contarán con réplicas para confrontarse directamente y contrastar sus plataformas electorales. Con lo anterior se invitará a los contendientes a que emitan su opinión y se posicionen respecto de las propuestas de la y los otros candidatos.

Para determinar el orden de la y los candidatos en el debate, el próximo miércoles se realizará un sorteo en sesión de la Mesa de Representantes.

El ejercicio se dividirá en tres bloques, uno por cada subtema, que serán: Primer Bloque: Seguridad pública y violencia; Segundo Bloque: Combate a la corrupción e impunidad, y Tercer Bloque: Democracia, pluralismo y grupos en situación de vulnerabilidad.

Los bloques están divididos en dos segmentos. En el primero de éstos, se privilegiará la interacción entre los moderadores y las candidaturas y, en el otro, la interacción entre la candidata y los candidatos. El diseño busca que se establezca un ejercicio que evite intervenciones memorizadas, discursos secuenciados o evasivas deliberadas.

El segmento 1 de cada bloque iniciará con una pregunta común para todas las candidaturas, con un contenido específico que acote cada subtema, realizada por un moderador. En los siguientes tres minutos, cada candidatura tendrá una interacción con alguno de los moderadores, y éste planteará preguntas de seguimiento para ahondar en la discusión hasta agotar el tiempo.

Durante este primer segmento, las y los moderadores deberán permitir la primera respuesta de la y los candidatos hasta por un minuto sin interrupciones, en tanto no se desvíe de la pregunta planteada, para posteriormente realizar preguntas de seguimiento. Se buscarán respuestas a preguntas genéricas y de seguimiento, a fin de generar un diálogo.

 

Cada candidatura contará con dos réplicas o contrarréplicas de 30 segundos cada una, que podrá usar al término de cualesquiera de las intervenciones de las otras candidaturas. Para ejercer este derecho, la y los candidatos deberán levantar la mano o hacer una seña al moderador en turno. En caso de no utilizar las replicas, ese tiempo no se reutilizará en otro momento.

Posteriormente, en el segmento 2 de cada bloque, la candidata y los candidatos se confrontarán directamente entre sí para contrastar sus plataformas sobre un tema específico. En esta dinámica, una persona moderadora planteará un tema concreto en 30 segundos y enseguida dará la palabra a cada candidatura, según los criterios determinados previamente. La candidata y los candidatos tendrán una bolsa de dos y medio minutos para contrastar sus propuestas y no podrán tener participaciones de más de un minuto.

Cabe destacar que la conducción del diálogo en cada segmento estará a cargo de un solo moderador o moderadora, quien tendrá a su cargo el dinamismo y la continuidad del debate, de tal suerte que las participaciones se realicen dentro del tema asignado, conforme a las reglas de moderación previamente aprobadas.

El tiempo máximo para las intervenciones totales de la o el moderador durante el segundo segmento será de un minuto y medio, y su objetivo será que los contendientes emitan su opinión y se posicionen respecto de las propuestas y plataformas de la y los otros candidatos.

En el Bloque de Cierre, cada candidatura contará con un minuto para hacer una intervención final.