La diputada María Eugenia Ocampo Bedolla (NA), secretaria de la Mesa Directiva, planteó la necesidad de fortalecer los laboratorios públicos productores de vacunas, a fin de ampliar la protección contra la hepatitis en México, ante la escasez mundial de estas sustancias.

En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis, que se conmemora mañana 28 de julio, expuso que los laboratorios en el mundo afrontan problemas para solventar el abastecimiento de agentes biológicos de uso humano para la producción de medicamentos inmunológicos.

En un comunicado, informó que, de acuerdo con el Centro Nacional de la Infancia y Adolescencia (Censia), en el Sistema Nacional de Salud en México también existe una escasez de agentes biológicos para la producción de vacunas de hepatitis B.

Ocampo Bedolla refirió que desde principios de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) previó que escasearían las dosis contra la hepatitis en sus tipos A, B y C.

“Esto constituye una situación de alto riesgo para 4.5 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo y para la salud de 257 millones de personas, a las que afecta esta enfermedad actualmente”, agregó.

Destacó que México puede aspirar a entrar al mercado de producción y exportación de vacunas siempre y cuando se incremente el apoyo a esta industria pública, y se destine un monto presupuestal específico que incentive la investigación y el desarrollo tecnológico, para generar las inmunizaciones que requiere el sector salud.

“Esto sería posible, por ejemplo, si se logran los acuerdos necesarios para que los laboratorios públicos de vacunas en nuestro país puedan acceder al Fondo Rotario de Vacunas que otorga la OMS”, sostuvo la legisladora.

Ocampo Bedolla hizo un llamado a la comunidad internacional y al sector salud del país para considerar dicha alternativa.