PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos, representantes del sector empresarial de nuestro país.

Amigas, amigos todos.

Pueblo de México:

Hoy es un gran día porque se firma este acuerdo para la inversión y la creación de empleos de nuestro país, este acuerdo de participación conjunta del sector público, del sector privado y del sector social, los tres motores de la economía para impulsar el crecimiento y lograr que haya empleos y haya bienestar en nuestro país.

Agradezco mucho la confianza de los empresarios, lo digo de manera sincera, con autenticidad.

Este compromiso de invertir en México significa el que podamos garantizar, no sólo el bienestar, sino la paz y la tranquilidad en nuestro país.

Quiero destacar que, en la reunión con el Consejo Mexicano de Negocios, de mujeres y de hombres de negocios, que representan 60 importantes empresas en el país, se hizo el compromiso, como aquí lo mencionó Antonio del Valle, de invertir este año alrededor de 32 mil millones de dólares, es una cantidad importante, es una inversión que va a generar empleos y va a impulsar el crecimiento económico.

Y con el convenio que suscribimos otros sectores de la iniciativa privada del país van también a aportar inversiones en cada una de las ramas de la economía, en el sector agropecuario, en el sector industrial y en el sector de servicios.

Con esta inversión vamos a crecer, como lo hemos propuesto, a una tasa promedio anual del cuatro por ciento.

Y quiero subrayar que si hay inversión, hay empleos; si hay empleos, hay bienestar, y si hay bienestar, hay paz y tranquilidad social. Ese es un círculo virtuoso.

Por eso agradezco mucho la confianza de los empresarios en México y en el gobierno.

Van a ser correspondidos, nosotros vamos a estar a la altura de las circunstancias, vamos a facilitar las inversiones, que no haya obstáculos, que se lleve a la práctica, de verdad, lo que se conoce como Estado de Derecho, es decir, que se respeten las leyes, que no se permita la impunidad, que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie, un verdadero Estado de Derecho.

Ya hacer a un lado para siempre la simulación, el estar hablando de que se vive un Estado de Derecho cuando en realidad lo que imperaba era un Estado de chueco, de cohecho.

Vamos a garantizar, de verdad, el Estado de Derecho y vamos a promover que las inversiones que se están ofreciendo se realicen.

Yo tengo varias tareas, responsabilidades, desde muy temprano atiendo lo que preocupa mucho a la gente, el que haya paz y tranquilidad, el problema de la inseguridad. Todos los días me ocupo de eso.

Y también todos los días me ocupo del bienestar de nuestro pueblo, que llegue la ayuda a todos los hogares de México, sobre todo que llegue el apoyo a la gente más humilde, a los que más lo necesitan.

Y tengo otras ocupaciones más, pero ofrezco también hacerme cargo, ocuparme de manera personal de promover la inversión para que esto que ustedes están ofreciendo de manera gentil al pueblo de México se convierta en una realidad.

Voy a ayudar para que los proyectos se lleven a cabo, que podamos vencer juntos todos los obstáculos, sobre todo que podamos empujar juntos al elefante reumático y mañoso que es a veces el gobierno con sus trámites engorrosos, dilatados, todo eso que impide muchas veces que las cosas se lleven a la práctica.

Ahí vamos a estar todos empujando al elefante para que camine, para que las inversiones se concreten y haya empleos, y haya bienestar y haya tranquilidad en el país.

Ofrezco eso, que estén las puertas de Palacio abiertas a ustedes para gestiones, para trámites, para todo lo que se necesite; y las puertas de mi oficina para escucharles y resolver problemas.

Cuento también para esto con el apoyo de Alfonso Romo que, como ustedes saben porque lo conocen, es un auténtico promotor de la inversión en nuestro país.

Agradezco mucho, para terminar, el apoyo que nos brindó el sector privado, los representantes del sector empresarial en estos momentos difíciles que ya superamos, porque todo fue pasajero, transitorio, pero sí había preocupación; y lo que muchos mexicanos no saben y yo tengo la obligación de informar, es que todos los representantes del sector empresarial desde que comenzó esta crisis pasajera, repito, transitoria, se trasladaron a Washington y a otras ciudades de Estados Unidos y nos ayudaron mucho en las negociaciones.

Ellos acudieron al llamado de que cerráramos filas, porque está demostrado que si nos agarran desunidos pueden dañarnos, pero si estamos juntos, unidos los mexicanos, con todo respeto, nos hacen lo que el viento a Juárez.

Vamos a tener siempre una relación de amistad con el gobierno de Estados Unidos, queremos mantener buena amistad con el presidente Donald Trump y mucho más; queremos tener una entrañable amistad con el pueblo de Estados Unidos.

Siempre van a tener de nuestra parte la mano abierta y franca, y queremos sólo que haya respeto hacia nuestro pueblo y hacia nuestra gran nación.

Muchas gracias al sector empresarial por su apoyo. Vamos juntos.

Y termino diciendo que hoy es un gran día, porque vamos a firmar este acuerdo para el crecimiento, la generación de empleos y el bienestar de los mexicanos.

Muchas gracias.