Vecinos de San José del Progreso, denuncian que una camarilla de ex autoridades municipales quieren regresar nuevamente para embolsarse los recursos mineros y federales de la comunidad minera donde permea la pobreza y de progreso sólo tiene el nombre.
San José del Progreso, Oax., 30 de noviembre de 2019.- Verdadera preocupación existe entre los habitantes de esta comunidad, luego de que con diversas acciones, como son compra de votos, entrega de despensas y amenazas, el candidato de la planilla café, Amador Vásquez Gómez trata de llegar a la presidencia municipal.
Entre los vecinos de San José del Progreso permea la intranquilidad, por el hecho de que intereses ajenos y afines a la minera Cuzcatlán tratan de imponerse a través del invasor Amador Vásquez Gómez, sujeto que el 6 de marzo de 2011 salió huyendo de la comunidad, llevándose una camioneta que tenía a disposición como síndico municipal, luego de los lamentables hechos donde falleció el presidente municipal en funciones.
Y si bien es cierto que desde esa fecha medianamente la tranquilidad ha regresado a esta comunidad del valle eteco, hoy los habitantes están preocupados que nuevamente los agravios en contra de la población regresen al amparo de un sujeto que desde que salió de San José del Progreso no había regresado, y hoy lo hace junto con otros cuatro sujetos que ya fueron parte de la presidencia municipal y a donde solo llegaron para enriquecerse.
El regreso de Amador Vásquez tiene un claro interés millonario, señalaron los habitantes, luego de que se diera a conocer que son más de 67 millones de pesos la inversión del fondo minero para San José del Progreso y más de 60 millones de pesos de fondos federales con el mismo fin, dinero que seguramente el cuestionado dirigente pretende embolsarse impunemente, como ya es su costumbre.
Temen los habitantes que con el arribo de Amador Vásquez, la pobreza en San José del Progreso empeore y que los servicios a que tienen derecho vayan a parar a los bolsillos de un sujeto que ha sido denunciado una y otra vez al encabezar a grupos de invasores, y que en los últimos años su lugar de residencia ha sido el municipio de Tlacolula.
No queremos tampoco, dijeron habitantes de San José, que nuestra comunidad sea un nido de invasores, situación que pretende hacer Vásquez Gómez, amparado por el poder municipal, y luego de que desde el 2011 esta comunidad carece de comisariado ejidal, autoridades que fueron corridas luego de haber hecho tratos en lo oscurito con la minera.
Y aunque a la fecha el progreso está muy lejos de San José, sus habitantes refieren que después de los hechos que dividieron a la comunidad hace tres trienios, hoy sólo lo que quieren es paz, sin embargo, con la llegada de un grupo ambiciosos que integran la planilla café, temen que las acciones violentas vuelvan a resurgir, por lo que hacen un llamado a sus conciudadanos para evitar que dicho grupo llegue al poder.
Al mismo tiempo, los vecinos de San José del Progreso hacen un atento llamado a las autoridades estatales, así como al IEEPCO, para que vigilen las elecciones que se realizarán este domingo primero de diciembre, toda vez que las anomalías son evidentes, y las violaciones al catálogo de procedimientos normativos indígenas han sido reiteradas.
Por ello lamentan que el consejo municipal electoral no haya dado de baja a la planilla café, una vez que comprobaron que una y otra vez esta cometiera violaciones a la convocatoria para elegir a la autoridad municipal que regirá los destinos de San José del Progreso durante el periodo 2020-2022, y entre las que sobresalen la entrega de despensas, coacción al voto y violación de los horarios de campaña.
No sabemos, afirmaron vecinos, de dónde saca dinero para su campaña el cuestionado Amador Vásquez, toda vez que no tiene dinero ni para caerse muerto y en su lugar de residencia que es distrito de Tlacolula su modus operandi de los últimos años ha sido invadir propiedad privada de dueños que no las habitan, pero que con esfuerzo adquirieron.