image

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO) hoy, cambió la vida de Alberto, joven originario de San Pedro Mixtepec, a quien se le realizó un trasplante de riñón, vivo-relacionado, la segunda cirugía de este tipo en este año.

En entrevista, el director general del HRAEO, informó que después de retomar en el mes de mayo, de este año, el Programa de Trasplantes en el hospital, hoy tuvieron otra exitosa cirugía, que afortunadamente beneficiará en todos los aspectos a otra familia oaxaqueña de escasos recursos económicos.

Destacó que la cirugía del trasplante se realizó a través del procedimiento de nefrectomía laparoscópica, el cual reduce el tiempo de la cirugía y mejora la compatibilidad del receptor, sin embargo, dijo “para lograr una exitosa intervención, la experiencia individual de los médicos así como todo un equipo de especialistas y subespecialistas, además de las herramientas tecnológicas adecuadas, es la conjunción que hace que el programa de trasplantes siga trabajando con éxito”.

Informó que en la cirugía del trasplante de riñón a Alberto Jiménez Melga la realizó el transplantólogo Javier Fabían Fabían conjuntamente con el equipo de médicos especialistas en nefrología Ángel Ojeda Alcalá, Alfredo Jiménez Bobadilla, Jesús Canseco y Jorge Reyes Loaeza; así como los anestesiólogos y enfermeras quirúrgicas que hicieron posible que esta cirugía fuera todo un éxito.

Pérez Bustamante, agradeció la importante participación del Patronato y Voluntariado del HRAEO, quienes participan activamente con aportaciones económicas para la realización de este tipo de cirugías, que para las familias oaxaqueñas representan un gasto catastrófico, ya que implican un alto costo y la mayoría de los pacientes no cuentan con los recursos suficientes para la realización de las mismas.

Los pacientes una vez trasplantados, dijo, quedan bajo la tutela médica del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, ya que estos pacientes necesitan permanentemente de atención médica especializada. El HRAEO velará siempre por sus pacientes y trasplantados.
Pérez Bustamante agradeció a los familiares del paciente trasplantado, su confianza en el HRAEO y los exhortó a predicar este acto de amor que acabaron de realizar, “porque es muy difícil convencer a una persona para que done un órgano, incluso después de que su familiar haya muerto”.

Por su parte, Marcelina Melga Zapotitla, madre del paciente trasplantado, agradeció a los médicos y enfermeras que participaron en la cirugía de su hijo. “Estoy muy feliz, porque va a cambiar la vida de mi familia, gracias a mi hija que es una guerrera, porque ella fue la que le donó el riñón a su hermano”.

“Yo tenía 5 hijos, uno se electrocutó y al otro me lo mataron, y él único hijo varón que me queda, se enfermó, estaba muy triste; hace más de un año llegue a este hospital para que mi hijo empezara con la diálisis, tenía que hacer rifas, kermés, y vendía cosas que los vecinos, familiares o gente me regalaba para sacar dinero para comprar la bolsas para la diálisis. Es una enfermedad muy cara, y aunque la cirugía sé que también es muy cara, el hospital nos está apoyando mucho, ahora ya no gastaré en bolsas para diálisis y mi hijo ya podrá trabajar”.

Yadira, la donadora, reconoció que la primera vez que llego al hospital tuvo miedo, sin embargo, ya que se informo y le explicaron detalladamente todo el proceso de la donación, por el enorme amor que le tiene a su hermano y a su familia, decidió otorgarle el riñón a su hermano.

Por lo anterior, hizo un llamado a los familiares de los pacientes renales que acuden al Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca para que realicen un acto de conciencia y analicen una posible donación de riñón para mejorar la calidad de vida de toda la familia.