image

• Exigen la salida del Arzobispo José Luis Chávez Botello.

¡PIDO LA PALABRA! Desde esta tribuna periodística para decirte, que los feligreses de la Parroquia de la Inmaculada Virgen de Juquilita de la Unidad Ricardo Flores Magón de esta capital oaxaqueña, se manifestaron exigiendo justicia en la Subprocuraduría de delitos contra la mujer por razón de género.
Al mediodía de este miércoles 2 de marzo entre exclamaciones de ¡Justicia!, ¡Fuera Chávez Botello!, ¡Cárcel a sacerdotes pederastas!, era la jornada de lucha en claro respaldo al ministerio de su sacerdote Manuel Arias Montes, que desde el 2004 ha señalado casos de pederastia al interior de la iglesia católica.
Denunciaron que por “poner el dedo en la llaga” ha sido sufrido atentados, y que lo han amenazado de muerte, estas voces se escuchaban a través del megáfono donde hacían uso de la palabra los manifestantes.
Poco antes de las 12:00 horas arribó el párroco Arias Montes, quien fue arropado por su feligresía, entre abrazos, y también lágrimas le patentizaban un apoyo decidido; en entrevista con el autor de estas líneas, expresó: “Me presento a declarar ya que soy víctima de una calumnia orquestada en la que están utilizando a Alma Delia Gómez Soto, que es la persona que me denuncia”, ingresando con su abogado a la oficina de la Mesa 1 de Violencia Intrafamiliar.
Por el megáfono, se turnaban voces, que exigían la salida del Arzobispo Chávez Botello por encubrimiento ante los casos de abuso sexual a menores, repetían las palabras del Papa Francisco en su reciente visita “quienes encubren pederastas deben renunciar”.
Mientras al interior de la subprocuraduría se realizaba la diligencia de ley, afuera entre cánticos y oraciones, el pueblo católico defendía a su pastor, elevando la plegaria “Padre nuestro que estás en el cielo….”

image