image

En el Partido Acción Nacional es momento oportuno para reflexionar sobre los avances y retrocesos que hemos tenido como militantes y como institución, cuestionarnos si hemos llevado a cabo la doctrina que dio origen a nuestro partido, si hemos utilizado las ideas y valores del alma como herramientas para vencer cualquier obstáculo, si dentro de cualquier acción que realizamos buscamos el bien común y si hemos vencido el apetito personal por el bienestar de la mayoría.

Acción Nacional sigue siendo el único partido de propuestas, reflexivo y conocedor de la realidad, que apuesta a la acción en el presente para construir el futuro, un partido en el que sus militantes luchan constantemente por dejar huella indeleble en nuestra sociedad, un partido que deja en sus manos su rumbo y su directriz, no nos defraudemos ni desperdiciemos el saber que nos fue heredado.

Que nunca se nos olvide que como candidatos y servidores públicos de Acción Nacional, tenemos la gran responsabilidad de ser políticos humanistas, congruentes a nuestros principios y valores, comprometidos con la justicia y la verdad, buscando siempre el desarrollo de la persona humana y respetando su dignidad, porque nuestro compromiso fue, es y será el generar con dedicación verdadera las condiciones de crecimiento y estabilidad, para construir el México que todos queremos ver.

Militantes y amigos hoy es importante recordar los cuatros pilares del humanismo que fundamentan el origen de nuestra doctrina: -Dignidad de la persona humana, -Bien Común, Solidaridad y -subsidiariedad, la unidad partidista encuentra sus fuerzas en los valores tradicionales que dan forma y sentido al partido, que abre brechas a su desarrollo constante, porque Acción Nacional nació y ha vivido para servir a México.

El tiempo nacional y el papel de nuestro partido en el México de hoy, no nos permite irresponsabilidades y mucho menos esta para atentados en contra de la unidad de Acción Nacional. México necesita urgentemente de un partido fuerte, con sólidas bases (de ideales y valores), un partido que conozca la realidad para proponer soluciones concretas y reales, debemos ser hoy mas que nunca el punto de referencia, de cambio verdadero.