image

• La Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (STyDE), invita a
visitar este Pueblo Mágico que forma parte de la Ruta de la Mixteca,
cuna de monumentales conjuntos religiosos, inigualable entorno natural y
coloridas tradiciones.

Oaxaca es un lugar que emana magia en México por su diversidad
lingüística, su variada gastronomía y su infinidad de tradiciones y
costumbres. Todo este bagaje cultural ha sido posible gracias a los
importantes pasajes históricos que ha vivido.

Para la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (STyDE), una
prueba irrefutable de este acervo de cultura, es la insigne y evidente
presencia cultural, religiosa y arquitectónica procedente de la orden
religiosa española de los dominicos.

Esta categórica herencia para el estado cobra especial trascendencia en
la región Mixteca, donde desde el siglo XVI se erigieron doctrinas
católicas importantes, junto con la construcción de imponentes templos.

La orden dominica halló en la localidad de San Pedro y San Pablo
Teposcolula un baluarte para la evangelización por su abundancia de
terreno y recursos hidráulicos, por lo que en 1541se estableció un
fabuloso conjunto arquitectónico religioso.

La conservación de esta agrupación de maravillas arquitectónicas, su
bello entorno natural, así como el mestizaje cultural vivido, hacen de
esta población un espacio único para viajar al pasado, compenetrarse con
la naturaleza y experimentar tradiciones únicas.

La STyDE invita a disfrutar de la oferta turística con la que cuenta
Teposcolula, localidad que además está ubicada en la Ruta de la Mixteca
y que el pasado 25 de septiembre de 2015 obtuvo el reconocimiento como
Pueblo Mágico de la Secretaría de Turismo Federal (Sectur).

Monumental arquitectura, mezcla de civilizaciones

Este conjunto conventual dominico del siglo XVI, es la principal oferta
turística de Teposcolula, el cual está compuesto por una Capilla
Abierta, el Templo de San Pedro y San Pablo y el Ex convento Dominico.
– Capilla Abierta
Fusión única entre un templo católico y un teocalli indígena. Fungió
como espacio para la evangelización de los indígenas por parte de los
frailes dominicos. Es reconocido como el adoratorio a cielo abierto más
grande de América Latina.

Templo de San Pedro y San Pablo
Este sereno lugar alberga una bella representación de Cristo,
denominada “Señor de las Vidrieras”. Asimismo, es hogar de un órgano
barroco totalmente restaurado, así como imágenes, retablos e
instrumentos litúrgicos, como son un confesionario y un guardacáliz
tallados artesanalmente.

Ex convento Dominico
Contiene la Capilla de Santa Gertrudis, en la cual se observan
magníficas pinturas al óleo donde se representa la vida de Santo Domingo
de Guzmán. El edificio es de dos plantas, las cuales a su vez circundan
un pequeño jardín etnobotánico.

Naturaleza y cultura, complementos únicos

San Pedro y San Pablo Teposcolula se encuentra cobijado en sus
alrededores por una infinidad de atractivos naturales como los cerros
Peñasco, los Tres Arbolitos, el Fortín, la Peña de León y Buena Vista,
albergando inigualables ranchos, llanos y lagunas.

Los visitantes podrán disfrutar de senderismo interpretativo, es decir
paseos guiados por sendas para vivir la paz de la llanura mixteca en
sitios como los antiguos caminos a San José y San Felipe Ixtapa, los
puentes del Yuinio y de la Peña de León.

Cabe señalar que estos recorridos son avalados por Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Fondo Mundial para la
Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Finalmente, este Pueblo Mágico cuenta con tradicionales festejos
repletos de solemnidad, sin dejar a un lado la algarabía como son las
festividades del Primer Viernes de Cuaresma, días y días de fiesta,
cúmulo de procesiones, carreras, bailes populares y calenda de flores,
aderezado con exquisita gastronomía y cálido hospedaje de los locales.