image

Por: Gildardo Mota
Más de 3 millones 983 mil pesos pretenden repartirse dirigentes del Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca en contubernio con el Secretario de Administración del Poder Ejecutivo, Alberto Vargas Varela, cuyo monto corresponde al estímulo por “desempeño laboral” que con motivo del Día del Empleado, concede cada año el Gobierno Estatal a más de 12 mil trabajadores de base.
Por parte del comité ejecutivo del STPEIDCEO se orquesta el fraude a través de Felipe Noel Cruz Pinacho y Jesús Carmelo Ruiz Martínez, secretarios general y de previsión social, respectivamente, el segundo, por cierto, con plaza de velador en el ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca, en cuya nómina cobra, pero no asiste a laborar.
Cada año el Gobierno del Estado de Oaxaca otorga un estímulo por “desempeño laboral” por cada once trabajadores, cuyo monto asciende a un mes de sueldo, el cual en la mayoría de los casos se reparte equitativamente entre los empleados que conforman la oncena.
Lo anterior se establece en la cláusula decima segunda del convenio suscrito entre el STPEIDCEO y el Gobierno del Estado de fecha 28 de abril de 2003, que a la letra dice: “el Gobierno del Estado otorgará 1 (un) estímulo por cada 11 (once) trabajadores de base para reconocer el esfuerzo, la responsabilidad y dedicación demostrada en el desempeño laboral, cada premio consiste en el importe de un mes de sueldo base, según nivel y la categoría que ostente cada trabajador premiado, los que deberán ser entregados a más tardar el 21 de octubre de cada año”.
Jesús Carmelo Ruiz Martínez, secretario de previsión social del STPEIDCEO ha instruido a sus colaboradores para no recibir documentación para el otorgamiento del citado estímulo a empleados que no aporten cuota sindical, argumentando que son instrucciones de la Secretaría de Administración, lo que propiciaría que al menos 5 mil 500 empleados de base se queden sin recibirla prestación en referencia.
De acuerdo al padrón del Gobierno del Estado existen más de 12 empleados de base, de los cuales se encuentran sindicalizados 6 mil 500, si se toma como parámetro que se contempla un estímulo por cada once trabajadores, serían 500 prestaciones que dejarían de repartirse a trabajadores que en promedio correspondería un sueldo base de nivel 4 “A”, cuyo monto mensual es de 7 mil 966 pesos, lo que resultaría en un fraude total de más de 3 millones de pesos, los cuales se repartirían entre dirigentes del STPEIDCEO y el titular de la Secretaría de Administración.
Además, el convenio suscrito entre STPEIDCEO y Gobierno del Estado establece claramente que el estímulo por “desempeño laboral” es para todos los trabajadores de base, nunca cita o condiciona que deban ser sindicalizados.