image

Por: Gildardo Mota
Más de 20 millones de pesos correspondientes al fondo de la Caja de Ahorro que opera al servicio de los policías estatales habrían sido desviados durante el presente ejercicio para financiar actividades proselitistas del entonces candidato a gobernador de la alianza partidista PAN-PRD, José Antonio Estefan Garfias, situación que pretende ser mantenida en secreto por el titular de la Secretaría de Finanzas, Enrique Arnaud Viñas, en contubernio con el presidente de la mesa directiva del citado organismo de ahorro, el oficial Federico Pedro Reyes.
Ante el fracaso electoral del ex presidente del Comité Directivo Estatal del PRI y ex colaborador del Gobernador de extracción priísta, Diódoro Carrasco Altamirano, el manoseo de los ahorros de al menos 7 mil policías estatales, quienes individualmente cada quincena registran un descuento por parte de la Secretaría de Finanzas de 50 pesos para destinarlos a la Caja de Ahorro, trascendió ya a lo público, lo cual inquietó a la tropa.
Y es que desde hace dos años la Caja de Ahorro suspendió la entrega de préstamos a los policías estatales, argumentando que el recurso se lo retiene y escamotea la Secretaría de Finanzas del Poder Ejecutivo, en tanto cada elemento policial registra puntualmente su descuento que destina al fondo de la misma.
Cabe referir que la Caja de Ahorro fue creada durante el Gobierno de José Nelson Murat Casab, precisamente en el contexto del primer paro de labores que realizaron policías estatales, ésta inició con un fondo de un millón de pesos que aportó el Gobierno Estatal, posteriormente se acordó que cada elemento entregaría 50 pesos quincenalmente, cuyo recurso se les otorgaría cada fin de año en calidad de ahorro, aunque también se estableció que del citado recurso se realizarían préstamos con una tasa de interés mensual del 1.5 por ciento.
La Caja de Ahorro sería administrada por una mesa directiva conformada a propuesta de elementos policiales, sin embargo, estos nombramientos se han realizado en forma discrecional y en complicidad con titulares de la corporación, ya que quienes dirigen la Caja, también administran el casino que opera en el cuartel de Santa María Coyotepec, que es otro gran negocio.
Hace seis años se detectó un desfalco al interior de la Caja de Ahorro, razón por la cual fue destituida su entonces presidenta, una comandante de nombre Lucía, actualmente la preside el Oficial, Federico Pedro Pérez Reyes, quien junto con sus colaboradores ha evadido la rendición de cuentas a la que anualmente está obligado, así como la renovación de la citada mesa, que se supone debería cambiarse cada año.
El gran negocio que representa la Caja de Ahorro de los policías estatales fue detectado por el titular de la Secretaría de Finanzas del Poder Ejecutivo, por lo que inmediatamente intervino para manosear los recursos y desviarlos indebidamente a la campaña del entonces candidato a gobernador del PAN-PRD, José Antonio Estefan Garfias, cuya cifra ha trascendido a los 20 millones de pesos, aunque algunas voces de elementos policiales refieren cerca de 30 millones.
Cabe citar que pese a que la Secretaría de Finanzas retiene el fondo de la Caja de Ahorro, en el presente año los integrantes de su mesa directiva realizaron viajes de placer a Cuba, Colombia y la India, tal y como lo refieren torpemente en sus cuentas de redes sociales.