img_1572

Por: Gildardo Mota
Al puro estilo singular que caracteriza a la burocracia, trabajadores de base y confianza de la Dirección del Fondo de Pensiones suspendieron labores este miércoles a partir de las 12 horas para realizar una “fiesta patria” al interior de dichas oficinas, las cuales se ubican sobre la calle de Mariano Abasolo, en la ciudad de Oaxaca.
Con la anuencia del titular de la Dirección de Pensiones, José Luis Abad Guzmán, decenas de empleados dejaron de prestar sus servicios en plena jornada laboral y violentando la normatividad establecida por el Gobierno del Estado.
Este medio informativo asistió hasta la sede de la Dirección del Fondo de Pensiones para constatar el desarrollo de la actividad social, en donde se pudo observar en el área de recepción globos y demás arreglos acordes a la festividad del 15 de septiembre, en el interior decenas de burócratas celebraban.
En tanto, cientos de usuarios de los servicios de la Oficina de Pensiones, que acudieron a solicitar constancias tuvieron que resignarse a retornar a sus centros de labor para en otra ocasión asistir a dicha institución para concluir su trámite.
A lo anterior, se debe citar la presencia de al menos seis promotores de financieras que operan abiertamente en la recepción de la Dirección de Pensiones, esto con anuencia del titular, José Luis Abad Guzmán, quienes insistentemente ofrecen créditos con altas tasas de interés a cada empleado del Gobierno del Estado que acude a dicha dependencia.
La intención de permitir indebidamente la operación de promotores de financieras en la Dirección de Pensiones, es evitar que los trabajadores del Gobierno del Estado ya no soliciten préstamos quirografarios para que sean víctimas de los promotores de créditos de las citadas empresas, comúnmente conocidos como “buitres”.
Trabajadores de la Dirección de Pensiones en forma anónima revelaron que la presencia de promotores de créditos de financieras es ilegal, sin embargo, éstos cuentan con la anuencia del Director de la Oficina de Pensiones, Abad Guzmán, al parecer por cobrar una comisión por cada préstamo que concretan.