img_1665

Por: Gildardo Mota
En lo que podría entenderse como una práctica de chantaje, el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo condiciona el pago de más de 139 millones de pesos para la LXII Legislatura Local, esto a cambio de que sus 42 integrantes le aprueben contraer un nuevo crédito público por un monto de 2 mil 500 millones de pesos, los cuales utilizaría para pagar pendientes de su administración y entregar en ceros las cuentas al nuevo Gobierno Estatal que encabezará Alejandro Murat Hinojosa.
De acuerdo a especialistas en materia fiscal-contable, se puede entender que el Gobierno de Gabino Cué Monteagudo pueda tener un error en su presupuesto de egresos de uno a cinco millones, pero dos mil quinientos millones de pesos representan algo más que un error, se trataría en todo caso, de un desvío, un robo descarado al presupuesto público.
Se supone que Gabino Cué es economista de profesión, pero en la práctica su Gobierno se caracterizó por constantes desfalcos, ahí está el caso de los Servicios de Salud de Oaxaca, que hasta la fecha no se aclara el destino millonario destinado para la construcción de hospitales regionales y centros de salud con servicios ampliados, en tanto que su ex titular, Germán Tenorio hasta se pasea en una lujosa motocicleta por ciudades de los Estados Unidos de Norteamérica, opinaron.
En su presupuesto de egresos correspondiente al Ejercicio 2016, el Gobierno del Estado consideró un gasto general por la cantidad de sesenta mil cuatrocientos noventa y cinco millones cuarenta y nueve mil doscientos setenta y nueve pesos, para el Poder Legislativo contempló un presupuesto de 605 millones y para la Auditoría Superior del Estado, 71 millones 300 mil pesos.
De acuerdo a legisladores consultados por este medio informativo, la Cámara Local de Diputados registra adeudos por conceptos de dietas, gestión social, apoyos de comunicación social, pago a proveedores y servicios de mantenimiento por un total de 139 millones 856 mil pesos, cuyo recurso se mantienen retenidos en tres Cuentas por Liquidar Certificadas (CLC) a nombre de la legisladora del PAN, Natividad Díaz Jiménez.
Los mismos legisladores revelaron que dicha información la aportó el tesorero de la Cámara, Mauro Alberto Sánchez, quien por cierto fue recomendado para el cargo por el operador político-financiero del Gobernador, Jorge Castillo, el cual previó a la LVIII Legislatura Local se desempeñó durante cuatro periodos legislativos contiguos en calidad de Contador Mayor de Hacienda, hasta que fue separado del cargo por el entonces Presidente de la Gran Comisión, Juan Díaz Pimentel.
Según la información aportada por diputados, desde mayo del año en curso, se adeudan dietas de los 42 integrantes de la LXII Legislatura Local por un monto de 7 millones 56 mil pesos, por concepto de apoyo para comunicación social se deben 8 millones 400 mil pesos y por gestión social el adeudo es de 8 millones 400 mil pesos, en tanto que con proveedores se registra un pendiente de 100 millones de pesos y por servicios de mantenimiento al inmueble legislativo se deben otros 16 millones de pesos.
El Gobernador Gabino Cué Monteagudo, al puro estilo del viejo PRI, pretende doblegar a los Diputados Locales con la retención de su presupuesto a cambio de que en una próxima sesión le aprueben contraer una nueva deuda pública por un monto de 2 mil 500 millones de pesos, cuyo recurso se destinaría para cubrir las irregularidades (corruptelas) cometidas por los integrantes de su gobierno autodenominado de la “transición democrática”.
A continuación reproducimos íntegramente un trabajo realizado por el compañero Juan Carlos Zavala para estado20.com, en esta entrega informativa se revela l historial crediticio del Gobierno de Gabino Cué Monteagudo, cuyas deudas millonarias hereda al pueblo de Oaxaca.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, cuadriplicó la deuda pública estatal al recibir una deuda de 4 mil 615.4 millones de pesos, al inicio de su gestión y, dejarla en 20 mil 302 millones 657 mil 489 pesos, al segundo trimestre de 2016, según información de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado.
En su reporte de Deuda Pública y Obligaciones de Pago, la dependencia estatal detalla que la deuda pública con la banca comercial asciende a 8 mil 773 millones 024 mil 446 pesos; con la banca de desarrollo, es de 6 mil 397 millones 067 mil 512 pesos y, con emisiones bursátiles es de 5 mil 946 millones 999 mil 915 pesos.
La deuda pública a largo plazo es de 9 mil 141 millones 805 mil 612 pesos; con “Créditos Bono Cupón Cero y otras Obligaciones de Pago a Largo Plazo” 8 mil 098 millones 351 mil 877 pesos y, en créditos bancarios a corto plazo, 3 mil 062 millones 500 mil pesos.
La deuda reconocida por el gobierno de Ulises Ruiz (2004 a 2010) es de 1,433 millones 942 mil 322 pesos, según la Secretaría de Finanzas del estado, publicado en el Diario Oficial del Estado con fecha 22 de enero de 2011, que es la deuda pública a diciembre de 2010, lo que significa que la deuda de Cué Monteagudo sería aún mayor y la habría aumentado 18 veces más.
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su “Análisis de la Deuda Pública de las Entidades Federativas y sus Municipios” de 2011, indica que la entidad incrementó el saldo de su deuda de 2000 al 2010, de 247.1 mdp a 4,615.4 mdp.
Durante su primer año de gobierno, Gabino Cué, pasó de una deuda de 4 mil 615.4 millones de pesos a 5,360.30 mdp en 2011. En el 2012 a 5,660.40 mdp y en 2013 se disparó hasta 10 mil 154.70 mdp, es decir casi un (80%), según datos de la ASE.
En su informe de 2013, la ASE detalló que las obligaciones financieras aumentaron casi al doble, comparado con el año anterior, teniendo un incremento de 4 mil 494 millones 300 mil pesos en un año, un 79.4% de endeudamiento adicional, sin que éste se haya reflejado en el ingreso total del Estado.
Para 2015, la deuda de los oaxaqueños ascendía a 13 mil 477 millones 883 mil 678 pesos.
A junio del año 2016, la deuda pública que deja Gabino Cué con el grupo financiero Interacciones del empresario Hank González, es de 2 mil 250 millones de pesos; con Bancomer, de 1 mil millones de pesos; con Santander, de 2 mil 400 millones de pesos; con Banorte, de 700 millones de pesos y con HSBC, de 412 millones 500 mil pesos.
Con Banobras, la deuda pública asciende a 5 mil 982 millones 633 mil 128 pesos; con tenedores de certificados bursátiles de 5 mil 946 millones 999 mil 915 pesos; con “Impulsora de Proyectos de Oaxaca”, 350 millones de pesos y con la “Operadora de Ciudad Judicial de Oaxaca SA de CV”, 1 mil 260 millones 524 mil 446 pesos.
En otra entrega informativa estado20.com revela los nexos del ex Secretario de Finanzas, Gerardo Cajiga con los préstamos solicitados por el Gobernador, Gabino Cué Monteagudo, a continuación se expone el trabajo del compañero Juan Carlos Zavala.
Gerardo Cajiga Estrada, ex secretario de Finanzas del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, es directivo en el Grupo Financiero Interacciones; este, es la principal institución financiera privada con la que el Gobierno de Oaxaca ha contratado la mayor deuda pública durante el actual sexenio.
Interacciones es propiedad de Carlos Hank González, nieto del fundador del Grupo Atlacomulco del que procede el presidente de la república, Enrique Peña Nieto. Carlos Hank también es dueño de la institución financiera Banorte; en ambas, funge actualmente como Presidente del Consejo de Administración.
Al segundo trimestre de 2016, el Gobierno de Oaxaca contrató una deuda pública con bancos privados que asciende a 6 mil 762 millones de pesos, de la cual el 43.64 por ciento está contratada con Interacciones y Banorte.
Según información de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, a junio de este año, la deuda pública contratada con Interacciones asciende a 2 mil 250 millones de pesos y con Banorte, 700 millones de pesos. En total, 2 mil 950 millones de pesos.
Otros de los dos bancos con los cuales mantiene deudas elevadas son Bancomer, de 1 mil millones de pesos; con Santander, de 2 mil 400 millones de pesos y; con HSBC, de 412 millones 500 mil pesos.
El ex funcionario Cajiga Estrada fue nombrado Director General Adjunto en Grupo Financiero Interacciones, en el año 2014.
Un año después (año 2015), el gobierno de Gabino Cué contrajo una deuda superior a los 3 mil 950 millones de pesos con Interacciones y con Banorte de 800 millones de pesos, según información de la Auditoría Superior del Estado (ASE).