img_2280
*El legislador presentó un exhorto al IOAM y a SRE para implementar políticas públicas para proteger al sector

San Raymundo Jalpan, Oax; 13 de octubre de 2016.- El diputado Alejandro Martínez Ramírez presentó ante el Pleno Cameral de la LXII Legislatura, un Punto de Acuerdo por el que se exhorta al titular del Poder Ejecutivo a través del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), así como al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) del Gobierno Federal, para que en el ámbito de sus atribuciones genere políticas públicas que atiendan las demandas por el respeto a los derechos humanos de las y los migrantes de lenguas indígenas, contribuyendo además al respeto a sus derechos laborales.

El legislador integrante de la Fracción Parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), detalló que el censo 2010 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México 6 millones 695 mil 228 personas de cinco años y más hablan una lengua indígena, además de existir en el país 64 mil 172 localidades indígenas.

Manifestó que los derechos lingüísticos han sido a lo largo de los años uno de los reclamos más sentidos de la comunidad indígena, y que poco se sabe de las luchas de los hombres y mujeres en el extranjero por el respeto a sus derechos humanos y la poca política internacional al respecto.

Martínez Ramírez refirió que en Nueva York un grupo de migrantes realiza una campaña de nombre náhuatl denominada “para empoderar a los trabajadores hablantes de idiomas indígenas”, sin embargo aún están lejos del respeto como hablantes de lenguas maternas, consecuencia también de la poca eficiencia en política exterior por parte del Estado Mexicano.

Aseveró que existen situaciones de violación a los derechos humanos, como es el caso de indígenas mixtecos en los campos de Baja California, así como el rescate de indígenas tarahumaras en San Quintín, a quienes se suman personas que por necesidades económicas abandonan el país y por su poco dominio del idioma español y nulo conocimiento de la legua extranjera son sometidos a jornadas laborales extenuantes y a condiciones de trabajo inhumanas.

“Por ello pongo a consideración de esta Soberanía este exhorto para que las autoridades antes mencionadas para que genere políticas públicas que atiendan las demandas por el respeto a los derechos humanos de Lenguas Indígenas, contribuyendo al respeto de sus derechos laborales”, afirmó.

El Punto de Acuerdo fue turnado a las Comisiones Permanentes Asuntos Migratorios y de Asuntos Indígenas para su análisis y dictamen.