img_3084

Por: Gildardo Mota
Las fracturas y pugnas al interior del comité ejecutivo del Sindicato de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal han propiciado el debilitamiento político del secretario general, Felipe Noel Cruz Pinacho, quien prácticamente fue rebasado por al menos dos secretarios de menor rango sindical.
Virginia Jiménez Carreño y Jesús Carmelo Ruiz Martínez, la primera secretaria de actas y acuerdos y el segundo, secretario de previsión social, ambos del STPEIDCEO, incurren en actos de enriquecimiento ilícito al aplicar el tradicional diezmo a proveedores y prestadores de servicio, esto sin reportarlo al secretario general, Cruz Pinacho.
Las acciones de Jiménez Carreño y Ruiz Martínez les ha valido ser identificados por algún sector de la base trabajadora sindicalizada como el poder tras el trono, pues consideran que la tibieza y mediocridad de Cruz Pinacho para desempeñar el cargo de secretario general, propició condiciones para que otros actores sobresalgan y realicen acuerdos políticos y económicos con funcionarios del Gobierno del Estado.
Trascendió que Jiménez Carreño ya cobró el diezmo sobre la compra del vestuario destinado para la base trabajadora, cuya adquisición alcanzó los 40 millones de pesos, en tanto que Ruiz Martínez recibe una comisión de 10 por ciento a través de las Cajas de Ahorro por cada préstamo que éstas conceden a cada empleado, las cajas involucradas son: Acreimex y Solidez, entre otras.
Cabe agregar que Ruiz Martínez además de laborar en el Gobierno Estatal, también cobra en calidad de supuesto velador en el ayuntamiento de la Ciudad de Oaxaca.