IMG_0992

• Urge una reingeniería al interior de la Universidad de Oaxaca para rescatarla de un quebranto financiero y administrativo, admite ex Rector Francisco Martínez Neri.

Por: Gildardo Mota/tercera parte
Fotografías: Jaime García

A la corrupción, que es uno de los principales males que aquejan a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca se suman otros como el ausentismo por parte de los profesores y alumnos, la prostitución y la venta y consumo de drogas entre la comunidad universitaria, por lo que el paro técnico convocado por el Rector, Eduardo Bautista Martínez, es insuficiente para rescatar a esta casa de estudios del colapso financiero y administrativo.
En una investigación que realizó este periodista a través del medio digital estado20.com, previo a las elecciones de Rector de la UABJO en 2016, se reveló la existencia de una red de tráfico de drogas al interior de las Escuelas y Facultades que conforman la Universidad, los operadores de la misma resultaron ser los líderes de porros y algunos “profesores”, esta es una verdad que callan docentes, alumnos y directivos de la Universidad de Oaxaca.
Otra verdad es la prostitución en que incurren alumnos (a) y docentes a través de una relación insana y de condicionamiento para la aprobación de materias escolares o bien para alcanzar la titulación profesional o el simple mejoramiento del nivel académico a través de diplomados y talleres patito.
Existe también otro mal, la existencia de familias reales que han creado cotos de poder o Virreinatos al interior de la UABJO, asfixiándola en su desarrollo académico y económico, pues prácticamente sus familiares deciden el destino administrativo y académico de cada Escuela y Facultad.
Un paro técnico no es suficiente, se requiere de una reingeniería y voluntad política por parte de las autoridades universitarias para rescatar a la Universidad de Oaxaca de un posible colapso financiero, que pondría en riesgo la existencia de la misma, como sucedió en alguna ocasión con su similar de Puebla, reconoce el ex Rector de la UABJO, Francisco Martínez Neri, quien se pronunció a favor de una reforma a la Ley Orgánica que da origen a la misma.
El también Diputado Federal del PRD considera que se debe hacer una labor de reflexión profunda, no sólo limitarse en las cifras económicas, se tiene que evaluar el funcionamiento de los programas educativos, eso significaría realizar una auditoría plena y real, cuyos resultados deberían de conocer y aceptar los costos políticos y económicos por parte de quienes se asumen como dueños de la Universidad.
Espero que esta situación que vive la UABJO traiga como consecuencia el revisar su estructura en términos legales, en el sentido de su funcionamiento, que se generen aportaciones para su desarrollo, por eso urge revisar y adecuar su reglamentación.
Martínez Neri afirma que una gran parte de la problemática que padece la Universidad de Oaxaca se desprende de la falta de una reglamentación, porque la Ley Orgánica que se aplica proviene de los ochentas, es decir, el marco legal actual es obsoleto.
Y es verdad, la última reforma que se aplicó a la Ley Orgánica de la UABJO se realizó en marzo de 1988, durante el Gobierno del priísta Heladio Ramírez López y en complicidad con el entonces Presidente de la Cámara Local de Diputados, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, ex Secretario General de Gobierno, Presidente del Tribunal Superior de Justicia por segunda ocasión y Notario Público.
Para variar, en la misma Ley Orgánica reformada a 33 años de la fundación de la UABJO, en su artículo segundo transitorio se establece aplicar el reglamento aprobado el 6 de octubre de 1970, en ese momento se daba luz verde para utilizar una reglamentación con rezago de 18 años, hoy ese reglamento sigue vigente.
– ¿Diputado, existen nóminas discrecionales en donde cobran porros, políticos de partidos y hasta recomendados de funcionarios universitarios?.
– “No lo sé, creo que sería osado de mi parte opinar sobre el particular, son las autoridades universitarias las que tienen que informar al respecto”.
– Existen casos de profesores que son cesados por cometer alguna anomalía o por consigna política, pero posteriormente son recontratados luego de haber presentado un juicio laboral viciado… ¿qué opina al respecto?.
– “He escuchado de casos de esa naturaleza, y sí eso ocurre está mal, pediría a las autoridades universitarias que a través de sus órganos de control interno revisen esos casos, de por sí el presupuesto es poco y que ocurran estas situaciones… es lamentable”.
– Usted en calidad de Rector recibió un presupuesto al año de casi 400 millones de pesos y existían una matrícula de 26 mil estudiantes y aun así amplió en forma significativa la infraestructura universitaria, ¿por qué el actual Rector Eduardo Bautista se queja y convoca a un paro técnico si hoy recibe casi 900 millones de pesos anualmente como presupuesto, además de que la matrícula disminuyó a 22 mil alumnos?.
– “Así es, trabajamos con algo más que 380 millones de pesos, creo que es necesario reflexionar sobre lo que se está haciendo para ver qué está faltando”.
– ¿Es verdad que durante el Rectorado de Rafael Torres Valdés se realizó una auditoría externa a la Universidad de Oaxaca y que los resultados incomodan a la autoridad y por eso no se dan a conocer públicamente?.
– “Sí, entiendo que se hizo, valdría la pena que esas auditorías tuvieran una repercusión social más amplia y que se conocieran sus resultados. Hay que ir a lo sustantivo, eso propiciaría una reingeniería de carácter administrativo y educativo para que la Universidad pueda encauzarse”.
– Los tiempos completos asignados discrecionalmente a profesores que carecen del perfil, ¿qué opina sobre este problema?.
– Es un problema que ha ocurrido por mucho tiempo, los tiempos completos deben asignarse en función de méritos.
– ¿Hay varias familias reales al interior de la UABJO, no solo la de Abraham Martínez Alavés, es verdad?.
– “Sí, creo que hay cacicazgos, ya lo he dicho, en escuelas que no dejan el poder, porque no tienen otra actividad que hacer, hay personas que llevan años viviendo bajo este esquema, porque no tienen posibilidades profesionales de ejercer en otra parte, se enquistan y son los que más problemas generan a la Universidad”.
– ¿Qué temas serían importantes para retomar en la posible reforma a la Ley Orgánica de la UABJO?.
– “La elección de autoridades universitarias, en principio el modelo está agotado, existen esquemas alternos como el voto ponderado hasta la posibilidad de que existan órganos internos como consejos consultivos, ahí está el caso de la Universidad Nacional Autónoma de México, tampoco se trata de copiar otro esquema de elección, habría que buscar el propio, pero ahí están las propuestas”.
– “Otro tema es la transparencia y rendición de cuentas, pero en serio, porque hay muchos recursos que se administran en Escuelas y Facultades, es problemático que no se rindan cuentas al respecto, hay muchos programas que se realizan y que no se canalizan y centralizan, sino que cada director hace lo que quiere con ese recurso, existe un grave problema de opacidad”.
– “La contratación de profesores también es otro problema, ahí hay que hacer un trabajo exhaustivo para contratar y liquidar a quien funcione y a quien no, es lamentable pero reconozco que existe personal que no asiste a laborar”.
– “Hace unos días una secretaria me mandó un mensaje sobre lo que ocurre en el Bachillerato Especializado de Contaduría y Administración, me decía que hay ausentismo, que hay profesores que envían a sus asistentes que laboran en sus despachos a impartir clases en su representación, que hay prostitución y venta de drogas, eso me preocupó”.
– ¿Finalmente, está la UABJO a punto del colapso como advierte su Rector, Eduardo Bautista?.
– Creo que está cercana a que ocurra un gran problema si no nos adelantamos, si no hay un llamado a la comunidad universitaria para que la misma pueda interactuar con los gobernantes y autoridades para que se arme todo un plan de rescate, si nos retrasamos esto va a estallar, ya desde cuando estaba en calidad de Rector de la UABJO se advertía que 2016 sería un año crítico y ya estamos en esa etapa”.