IMG_6385

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Neri (PRD), afirmó que en el país se ha registrado en “incremento brutal de los homicidios” y dijo que éstos reflejan la incapacidad del gobierno federal para hacer frente a la violencia.

En un comunicado, el también coordinador de los diputados del PRD indicó que, según datos del Semáforo Delictivo, durante los primeros tres meses del 2017 el homicidio se intensificó un 29 por ciento, en comparación con el primer trimestre de 2016, siendo una de las tasas más altas en lo que va del sexenio.

Apuntó que, a pesar de la nueva estrategia implementada en septiembre pasado por el gobierno federal, para disminuir los asesinatos, se ha presentado un incremento constante

“Es hora de que (el presidente) Enrique Peña Nieto deje de subestimar la inseguridad y la violencia que se está viviendo en el país y ponga en marcha verdaderas estrategias que garanticen la seguridad de las y los mexicanos”, comentó el líder parlamentario.

Martínez Neri informó que durante el primer mes del año se reportaron mil 930 crímenes; en febrero, mil 825, y en marzo dos mil 20, lo que suma cinco mil 775 asesinatos, superior a los cuatro mil 460 registrados en el primer trimestre de 2016.

“No hay una explicación clara de esta situación; sin embargo, la impunidad es una variable importante en el crecimiento de casos”, añadió el legislador perredista.

Advirtió que los estados con las cifras más altas de homicidios en el 2016 fueron Colima, Chihuahua y Sinaloa. “Los focos rojos ya están, el 2.45 por ciento de los municipios requieren acciones extraordinarias que encaren el problema y no que lo evadan”, expuso.

Anunció que presentó, ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, un exhorto a la Secretaría de Gobernación, para que informe la razón por la cual la cifra de homicidios dolosos reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha aumentado desde 2015.

“Es necesario que informe y diseñe una política de prevención y combate delictivo, focalizado en los municipios que concentran la mitad de los casos de homicidio doloso”, concluyó.