Por: Gildardo Mota
Oaxaca ocupa el noveno lugar de las entidades federativas con mayor número de reportes por algún hecho violatorio de Derechos Humanos cometido sólo por autoridades federales, esto después de la Ciudad de México y de los estados de Veracruz, Jalisco, Chiapas, Aguascalientes, Tamaulipas y Michoacán, reveló el Diputado Local y también Presidente de la comisión permanente de Derechos Humanos en la LXIII Legislatura Local, Horacio Antonio Mendoza.
En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos que se conmemoró este 10 de diciembre, el legislador de extracción perredista citó el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en el cual se menciona el agravio cometido a 559 niñas, niños y adolescentes, en albergues y comedores indígenas que operan en Oaxaca.
Agregó que se constataron casos de violencia física, maltrato psicológico, castigos corporales e incluso de violencia sexual, por lo que se exigió al Poder Ejecutivo en el Estado y a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas aplicar las medidas necesarias para evitar en lo futuro la violación a los Derechos Humanos de los niños y niñas.
Ante la presencia de la Doctora Gloria Ramírez Hernández, Coordinadora de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos en la Universidad Nacional Autónoma de México, quien impartió este lunes por la mañana la conferencia magistral Derechos Humanos en México “Avances y Retrocesos (1948-2017), Antonio Mendoza dijo que la conmemoración de esta fecha simboliza la lucha persistente que se debe mantener para hacer una realidad el respeto a nuestros Derechos Humanos.
Tras la reforma en materia de Derechos Humanos aprobada en 2011, se permitió la inclusión del principio pro persona en la aplicación e interpretación de las normas de Derechos Humanos, lo cual implicó una modificación de raíz en la forma en que las autoridades deben sustentar su actuación, esto de conformidad con las obligaciones y estándares internacionales para asegurar su aplicación en el país, abundó el legislador.
Desafortunadamente nuestro país atraviesa una grave crisis de violencia e inseguridad, la cual ha sido documentada por los relatores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en cuyo informe reciente revelan la muerte de más de cien mil personas de 2006 a 2015, por la lucha contra el narcotráfico, más de 27 mil desapariciones, y más de dos investigaciones por casos de tortura, expuso Antonio Mendoza.
Manifestó que el ordenamiento jurídico mexicano registra avances importantes, esto a partir de las reformas de junio de 2011, al elevarse a jerarquía constitucional todas las normas de Derechos Humanos contenidos en los tratados internacionales suscritos por el Estado Mexicano.
El reconocimiento de los Derechos Humanos fortalece la dignidad de todo ser humano, sentando las bases de una sociedad y gobierno más justo, concluyó Antonio Mendoza.