«Para el presidente Cartes y para mí es trascendental promover el acercamiento entre nuestras sociedades y ampliar la integración en el ámbito educativo y cultural»: EPN

Por Enrique Peña Nieto

Presidente de México

Paraguay se destaca en América Latina por su potencial de crecimiento, por su riqueza cultural y, de manera especial, por la calidez y el talento de su gente. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que un presidente mexicano realizó una visita oficial a este país y, por ello, es para mí un honor, luego de 14 años, estar en suelo paraguayo.

Estoy convencido de que este encuentro profundizará los lazos de hermandad entre nuestras naciones y nos permitirá concretar proyectos que hemos venido construyendo en los últimos años. También será la oportunidad ideal para abrir nuevas vías de colaboración y asegurar un futuro compartido de bienestar y prosperidad para nuestros pueblos.

Durante mi visita, dialogaré con el presidente Horacio Cartes y daremos continuidad al esfuerzo de renovación de la relación bilateral, mediante el fortalecimiento del marco jurídico y la firma de acuerdos de colaboración en áreas como desastres naturales, cooperación científica y en materia laboral.

Para el presidente Cartes y para mí es trascendental promover el acercamiento entre nuestras sociedades y ampliar la integración en el ámbito educativo y cultural. Con ese propósito en mente, estamos trabajando en diversos proyectos para incrementar la movilidad académica y lograr el reconocimiento mutuo de certificados de estudios.

Por otra parte, nuestros países reconocen en la apertura de mercados un importante motor para el desarrollo. En el 2016, los intercambios bilaterales rebasaron los 230 millones de dólares, 3% más que el año anterior. Sin embargo, sabemos que uno de nuestros mayores retos es aprovechar al máximo el verdadero potencial de ambas economías. Para lograrlo, México refrenda su compromiso de avanzar hacia una mejor vinculación económica a fin de impulsar los flujos comerciales y de inversión.

En el ámbito multilateral, Paraguay es un aliado importante de México para alentar los procesos de acercamiento entre bloques regionales. Con esa visión, continuaremos impulsando la interacción entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur, cuya Presidencia Pro Tempore ostenta actualmente Paraguay.

Además de tener orígenes comunes, paraguayos y mexicanos coincidimos en objetivos y valores, como la defensa de la democracia y del estado de derecho. Los dos países apuntamos hacia la consolidación de América Latina y el Caribe como una región unida, en paz, y en la que se defiendan y promuevan de manera prioritaria los derechos humanos.

Afirmaba el escritor Augusto Roa Bastos que “la voluntad de los países latinoamericanos es hacia la unión…”. Esa voluntad es, justamente, la que nos anima a renovar de manera constante la relación entre ambas naciones.

En Paraguay, México encuentra a un amigo y un socio con el que reafirmamos nuestra profunda vocación latinoamericana. Estoy seguro de que este inquebrantable lazo de amistad nos mantendrá unidos en el noble propósito de seguir promoviendo la unidad y la fortaleza de América Latina en favor de mayores beneficios para nuestros pueblos.