La diputada Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa (PAN), secretaria de la Comisión de Salud, urgió a los tres órdenes de gobiernos y a la sociedad a “fomentar la toma de conciencia sobre impacto de alcoholismo”, ya que anualmente casi un 6.0 por ciento de las defunciones a nivel mundial se deben a esta causa

“El consumo excesivo de alcohol mata a más personas en todo el mundo que el VIH- Sida, la violencia y la tuberculosis juntas”, sostuvo durante la inauguración del foro “El impacto del alcoholismo en los ámbitos de seguridad pública, justicia y penitenciario”, que organizó la Comisión Especial de Salud Mental y Drogas.

Señaló que, según datos de la Organización Social de la Salud (OMS), “cada año se producen 3.3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa casi un 6.0 por ciento de todas las defunciones”.

Precisó que en el grupo etario de 20 a 39 años, un 25 por ciento de las defunciones son atribuibles a este fenómeno.

También apuntó que el uso nocivo de alcohol es un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos, además de provocar discapacidad a una edad relativamente temprana.

Existe una relación causal entre su consumo y una serie de trastornos mentales y comportamentales, además de las enfermedades no transmisibles y los traumatismos, agregó.

Lizárraga Figueroa destacó que en México la mayor parte de los problemas reportados se asocian al consumo excesivo más que con la dependencia. Sin embargo, ambos trastornos tienen consecuencias negativas en la salud.

En total, casi 27 millones de mexicanos, entre 12 y 65 años de edad, presentan frecuencias de consumo que oscilan entre menos de una vez al mes y diario, puntualizó.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA), del 2008 a 2011, se reportó que el 6.0 por ciento de la población desarrolló dependencia, lo que equivale a 4.9 millones de personas entre 12 a 65 años.

“Resulta urgente fomentar la toma de conciencia en nuestra sociedad, particularmente en los padres de familia, maestros y autoridades de los tres órdenes de gobiernos. Se debe advertir sobre las consecuencias negativas que produce la ingesta excesiva de alcohol, particularmente en nuestros menores de edad”, aseveró.

La legisladora panista recordó que en marzo de 2017 se aprobó en la Cámara de Diputados la creación del “Día Nacional de Orientación sobre el Uso Nocivo del Alcohol”, el 15 de noviembre de cada año, y pidió que ese día se abran los centros de atención de este problema de manera gratuita

El presidente de la Junta de Custodios de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos A.C, Roberto Karam Araujo, sostuvo que en el 2016 los consejos tutelares de menores informaron que de dos mil 124 casos que se registraron, 28 por ciento de ellos cometió un delito bajo el efecto de alguna droga, la más común fue el alcohol, que representa el 35 por ciento de los casos registrados.

Señaló que en México se cuenta con un poco más de 14 mil 500 grupos que otorgan este programa de recuperación, de los cuales más de 500 se encuentran dentro de instituciones correccionales.

La directora general de Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres, pidió que se consideré en la tarea legislativa el presupuesto para los distintos centros de salud encargados de atender el problema de adicciones, principalmente el alcoholismo.

El presidente del grupo Oceánica, Jesús Cevallos Coppel, habló de la “justicia terapéutica”, la cual establece que los sujetos que cometieron un delito no grave y sufren de alguna adicción cumplan su condena en un centro de rehabilitación, y no en los penales, “abarcan la prevención, la capacitación y creación de protocolos de intervención clínica acordes a dicha problemática”.

Pidió al Poder Legislativo crear “las bases para establecer las urgentes políticas públicas para intervenir de manera eficaz en la solución de adicciones en comunidades escolares, penitenciarias y corporaciones policías, entre otras”.

En la Primer Mesa titulada “Alcoholismo, Seguridad Pública y Leyes”, el director de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco, Juan Arturo Sabines Torres, subrayó que entre los 10 delitos de mayor impacto a nivel nacional, el 26. 2 por ciento fue cometido estando el imputado en estado de ebriedad.