PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos:

Estamos en Temamatla, en el Estado de México. En este municipio de Temamatla hay una unidad militar y también se cuenta con un hospital en esta unidad militar. Se va a dar atención a enfermos del coronavirus.

Ya lo hemos expresado en otras ocasiones, no está de más repetirlo, esta epidemia se cura fundamentalmente en casa, no sólo en los hospitales. Hemos hablado mucho de cómo en estos momentos de adversidad nos ayuda a los mexicanos el tener una institución tan fraterna como es la familia mexicana que, repito y repito, es la institución de seguridad social más importante de nuestro país.

Está demostrado que así como no hay cura para este virus, así se sabe que afecta más a la gente mayor, a los enfermos de diabetes, de hipertensión, los enfermos cardiacos, los que tienen obesidad, los que padecen de enfermedades renales. De modo que hemos decidido, por recomendación de los especialistas, de los médicos, de los científicos mexicanos, darle protección a esta población vulnerable, sobre todo cuidarnos en nuestras casas, cuidar a los adultos mayores y a los enfermos.

Estas medidas están dando resultado, el que nos resguardemos en nuestros hogares, el que cuidemos a nuestros adultos mayores y a nuestros enfermos como lo hace por tradición, por costumbre el pueblo de México, dada la fraternidad a la que he hecho referencia.

No es lo mismo la familia mexicana que otras familias de otros pueblos y de otras naciones. Nosotros, por nuestras culturas, tenemos esta manera de ser, que en estos momentos también, repito, se torna muy importante, fundamental.

Lo preventivo es lo básico. Prevenir, no sólo curar. Si seguimos haciendo caso a las recomendaciones de no salir de la casa, de cuidarnos, vamos a poder tener bajo control la epidemia, que no se dispare la curva de infectados, que se mantenga horizontal en el tiempo para que tengamos todas las instalaciones de salud necesarias y que, como lo estamos haciendo, nos preparemos.

Hemos actuado de manera precavida, fuimos de los primeros en el mundo en informar sobre esta pandemia y los primeros en hacer recomendaciones y en estar orientando a la población. Todas las noches a las 7:00 de la tarde noche se da información a todos los mexicanos, que estemos todos informados para ayudar, para participar.

De modo que nos estamos preparando, el sistema de salud pública está trabajando las 24 horas, esto es la Secretaría de Salud, el Instituto de Salud para el Bienestar, el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Issste, todos trabajando de manera coordinada, haciendo adecuaciones en hospitales, poniendo a funcionar nuevos hospitales que se han terminado en los últimos tiempos que estaba en proceso de construcción, equipando esos hospitales, ampliando el personal médico, contratando enfermeras, médicos, especialistas, adquiriendo equipos especiales como los necesarios  indispensables, ventiladores, en fin, todo los insumos, todos los equipos, todo el personal que se necesita y vamos avanzando.

Todos los días nos reunimos para ver cuáles son las necesidades y cómo se van cubriendo, cómo vamos obteniendo a los médicos, a los especialistas, a las enfermeras, cómo se va comprando la medicina, el instrumental médico, desde luego estamos recurriendo a hacer compras en el extranjero, hablando con gobiernos para que nos ayuden en la adquisición de equipos. Nos han apoyado gobiernos de otros países, se los agradecemos mucho, porque han actuado con solidaridad para con el pueblo de México.

También con anticipación decidimos, para no ser rebasados, que se contara con el apoyo de las Fuerzas Armadas, de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional. Y ya están en marcha los dos planes para reforzar al equipo médico del sector salud. Ya está en marcha el Plan Marina y ya está en marcha el Plan DN-III en esta manifestación que, como aquí lo mencionó el general Sandoval, es inédita, porque sabemos mucho del Plan DN-III, sobre todo del gran apoyo que significa en épocas de desastre, en épocas de inundaciones, de huracanes, de terremotos, la participación del DN-III, pero ahora nos van a ayudar también para enfrentar esta pandemia.

Hablamos con el general secretario y le pedimos que se prepararán para entrar en acción. Ya disponen de los recursos económicos necesarios y ya, como lo constatamos el día de hoy, se tienen instalaciones y se está avanzando mucho en contar con todo el personal y con todo el equipo requerido.

Esto nos da mucha tranquilidad, es un seguro adicional. Tenemos el sector salud, pero también tenemos este plan para que no sea rebasado el sistema de salud pública y que, en caso de que se presente una circunstancia de esa naturaleza, que desde luego no la deseamos, pueda entrar a actuar en acción el Plan DN-III.

Quiero agradecer a todo el personal militar que está participando en esta primera etapa del Plan DN-III. Como aquí lo mencionó el general, se cuenta con más de 20 mil elementos, mujeres y hombres, de tropa, oficiales, enfermeras, médicos, especialistas.

También se está contratando personal civil para estar en condiciones de atender enfermos, de curar enfermos y, lo más importante, de evitar la pérdida de vidas humanas. Mi reconocimiento a todo el personal que trabaja en esta noble tarea, en esta noble acción humanitaria.

Estoy seguro que van a seguir actuando los miembros del Ejército Mexicano con la lealtad que les ha caracterizado siempre, la lealtad al pueblo de México, la lealtad a nuestra patria, y van a seguir demostrando de que el soldado es pueblo uniformado y que siempre el Ejército surgido del pueblo va a cuidar y, en este caso, a curar al pueblo.

Muchas gracias a todas, a todos. Vamos a continuar supervisando todas las instalaciones que se van poniendo a consideración, es decir, las instalaciones que se están arreglando para este programa, para este plan de emergencia.

Muchas gracias al encargado de este hospital. Nos da muchísimo gusto, doctor, el que esté al frente de este plan aquí en Temamatla. Lo que hemos visto es algo importante, la forma cómo ya tienen camas para hospitalizar y el equipo de terapia intensiva para la atención de enfermos graves.

Y así como mencionó el general secretario, se tiene presencia en todo el país. El DN-III para enfrentar el coronavirus se aplica ya en todo México, en todo el país se está trabajando.

Muchas gracias de nuevo, de todo corazón, a las trabajadoras, a los trabajadores del Ejército, a las enfermeras, a los médicos militares, a todo el personal, tanto de tropa como oficiales que, de nuevo, nos están apoyando, respaldando en forma solidaria.

Muchas gracias.