San Raymundo Jalpan, Oax. 29 de abril de 2021.- El Congreso de Oaxaca avaló presentar una iniciativa para incrementar las penas por el delito de violencia familiar en el Código Penal Federal, misma que fue turnada a la Cámara de Diputados Federal para su análisis.

La propuesta de la Soberanía Oaxaqueña fija un castigo mayor, en comparación a la actual normatividad, a quien cometa el delito de violencia familiar de tres a nueve años de prisión. Además, perderá el derecho de pensión alimenticia y se le sujetará a tratamiento psicológico especializado.

Igualmente, la pena será incrementada hasta en una mitad de su mínimo y su máximo cuando la violencia se ejerza contra personas adultas mayores, personas con discapacidad, mujeres en estado de gravidez o durante los tres meses posteriores al parto. Si el agente hace uso de violencia física, la pena será de 5 a 10 años de prisión.

El planteamiento para reformar los artículos 343 Bis y 343 Ter, tipifica que comete el delito de violencia familiar, quien lleve a cabo actos o conductas de dominio, control o agresión física, psicológica, patrimonial o económica, a alguna persona con la que se encuentre o haya estado unida por vínculo matrimonial, de parentesco por consanguinidad, afinidad o civil, concubinato, o una relación de pareja dentro o fuera del domicilio familiar.

Dicha iniciativa, responde a la imperiosa necesidad de actuar para erradicar de manera eficaz la violencia familiar, y con el fin de inhibir este flagelo social, que a la postre se traduce en una mayor violencia hacia las mujeres y hacia sectores más desprotegidos como las niñas, niños, adultos mayores así como personas con capacidades diferentes.